Bilbao Exhibition Centre retoma su calendario de actividad

Con un protocolo que ofrece las máximas garantías higiénico-sanitarias

Bilbao Exhibition Centre se prepara ya para retomar su calendario de actividad, con las convocatorias previstas para el último cuatrimestre del año y las aplazadas por el inicio de la pandemia en marzo. A partir de septiembre, el recinto vasco acogerá Imaginenano, Retroclásica, Egurtek, FVO-Feria Vehículos Ocasión, Celebra y BIEMH-Bienal Internacional de Máquina-Herramienta, entre otros certámenes.

El diseño de un protocolo propio de medidas de actuación para garantizar la seguridad y la salud en el recinto se ajusta a la orden establecida por la Consejera de Salud del Gobierno Vasco y está basado en las recomendaciones del Instituto de Calidad Turística Española. Este último recoge en su planteamiento  la propuesta hecha a principios de mayo por AFE-Asociación de Ferias Españolas y APCE-Asociación de Palacios de Congresos de España, en coordinación con UFI-The Global Association of the Exhibition Industry y EMECA-European Major Exhibition Centres Association.

En este nuevo escenario, los responsables de BEC activarán todos los mecanismos indispensables para asegurar a clientes, proveedores, entidades organizadoras y trabajadores del recinto un entorno con las máximas garantías higiénico-sanitarias.

La actividad ferial, congresual y de eventos se configura como un elemento primordial para la reactivación económica en la crisis del Covid-19, por lo que BEC asumirá una responsabilidad activa en esta fase y también en la creación de un nuevo modelo de sostenibilidad social, económica y medioambiental.

Experiencia positiva y segura de todos los usuarios

El procedimiento para asegurar un recinto protegido pone el foco en el control de accesos; la gestión preventiva de aforos, control y monitorización del tráfico de personas y distanciamiento social; la higienización, limpieza, calidad y seguridad ambiental de las instalaciones; la coordinación y comunicación con las autoridades y servicios sanitarios; y las actuaciones frente a posibles casos “sospechosos” y sus correspondientes planes de asistencia.

A partir de ahora, en cada evento se regulará el tráfico de personas y vehículos en las entradas y salidas de las instalaciones, minimizando los puntos de acceso para facilitar el control. Además, se favorecerá el registro online previo de los asistentes, lo que permitirá informarles con antelación de las condiciones de participación, minimizar colas, evitar contacto y manejar una cierta trazabilidad en caso de necesidad.

En lo que a gestión de aforos se refiere, se instalarán sistemas que faciliten la identificación, en tiempo real, del número de asistentes a un evento. Separar entradas y salidas y monitorizar los pases de las empresas participantes serán otras de las medidas que contribuyan a un mayor control de movimientos.

En el caso de las ferias comerciales, se recomienda la ampliación de espacios, así como propiciar una distribución que ayude al movimiento ordenado de las personas. En la actividad congresual la ocupación del espacio estará definida por las normas de aforo y se mantendrá la distancia de seguridad entre el público y también el ponente. Por su parte, las empresas de audiovisuales, catering y traducción, entre otros proveedores, extremarán sus protocolos de higiene y desinfección para ofrecer un servicio adecuado.

Para garantizar la efectividad de su implantación, BEC se compromete a una revisión y mejora continuas de los procedimientos, tanto en la fase previa, de supervisión del diseño, como en la fase ejecutiva, dirigida a la evaluación de su puesta en marcha y su correspondiente cumplimiento, resultado y eficacia durante la celebración de la actividad.

Todo el proceso irá acompañado de una comunicación activa, interna y externa, que reforzará la información, concienciación, comportamiento social adecuado y prevención, con manuales, guías y señalética diseñados para facilitar una experiencia positiva y segura de todos usuarios de las instalaciones.

La industria de eventos, clave para la reactivación económica y con una gran capacidad de adaptación

Las ferias, congresos y eventos desempeñan un papel estratégico para la economía como instrumento dinamizador al servicio de la comunidad y sus empresas, generador de empleo y con un enorme efecto tractor sobre el turismo de negocios, tan importante para hoteles, restaurantes, comercios, transportes y actividades culturales y de ocio.

Por ello, el equipo de Bilbao Exhibition Centre ha trabajado estos meses de forma intensiva para sumarse al esfuerzo que están realizando las empresas por retomar lo antes posible la actividad y hacerlo como elemento decisivo de esta fase de recuperación. Ante un contexto cambiante su objetivo no ha variado, pero se revaloriza en las circunstancias actuales; disponer hoy de espacios de encuentro directo, donde mostrar en vivo productos innovadores y tecnología en funcionamiento, buscar nuevos proveedores o clientes, analizar la situación de mercado y establecer relaciones profesionales de calidad se plantea como fórmula necesaria e insustituible para abordar los próximos retos.

Así, BEC perfila ya una programación diversa para dar impulso a las empresas, que estará adaptada a sus necesidades comerciales y la situación del mercado. La búsqueda de nuevas oportunidades de negocio para los clientes marcará sin duda esta etapa de actividad, para la que la entidad vasca se apoyará en su acreditada capacidad de transformación. En los últimos años, la composición de su calendario y sus modelos de encuentro han evolucionado de forma notable, por su firme compromiso con la innovación y el liderazgo sostenible.

Departamento de comunicación, 24 de junio de 2020

Por |2020-06-24T13:18:58+02:00Junio 24th, 2020|Noticias|0 Comentarios

Deja un comentario