Tendencias Creativas cierra una exitosa edición con cerca de 18.000 visitas y 600 encajeras tejiendo al mismo tiempo

El Salón de las Manualidades ha contado con medio millar de talleres y cursos especializados, así como con una zona expositiva con diferentes muestras

Tendencias Creativas cerró ayer las puertas de su 14 edición con una gran afluencia de público. Un total de 17.877 personas han paseado este año por los pasillos del Salón de las Manualidades de BEC, donde un centenar de expositores ha mostrado sus creaciones y ha ofrecido al público los materiales para dar rienda suelta a su creatividad. Junto a ello, los visitantes también han podido aprender nuevas técnicas o mejorar las ya conocidas gracias a los más de 450 talleres y cursos que se han impartido a lo largo de los cuatro días de feria, tanto en la zona reservada exclusivamente para la formación como en los propios stands de los expositores. Junto a ello, la zona expositiva ha contado, entre otras muestras, con los ganadores del Concurso Internacional de Vestidos de Papel de Güeñes; con una selección de colchas realizadas bajo diferentes técnicas de patchwork: patrón geométrico, paper piecing, stargello…, o con quilts inspirados en Oriente y creados por alumnas de la Asociación de Mujeres de Meruelo (Cantabria).

Tendencias Creativas es una feria abierta a todos los públicos; de hecho, ha sido común ver a familias paseando entre los puestos, ya que ha habido oferta para todos los gustos y edades. Los adultos han aprendido por ejemplo técnicas de patchwork, acuarelas, bisutería o del cuidado de bonsáis. Los más jóvenes se han podido acercar al mundo de la sublimación, que es una técnica para transferir imágenes impresas a las prendas de vestir. Y los más pequeños han tenido la oportunidad de decorar tartas o crear plantas carnívoras con material fomi moldeable, entre otros talleres.

Pero, además, Tendencias Creativas se identifica como una feria responsable, un escaparate para la sostenibilidad y la reutilización de materiales dentro del concepto slow maker del ocio constructivo. En este sentido, ha habido trabajos cuya materia prima han sido las fibras vegetales o naturales como el cáñamo, la ortiga o la seda para tejer y bordar, y también puestos que han utilizado la tagua, conocida como marfil vegetal, para tallar figuras o crear joyas que han tenido mucho éxito entre el público.

“Ciertamente estamos muy contentos con nuestra presencia en Tendencias Creativas. Era el primer año que veníamos y, tengo que reconocerlo, estaba un poco a la expectativa. Sin embargo, la experiencia ha sido maravillosa y a la gente le han gustado mucho nuestros productos nacidos de la tagua”, reconocía Jenny Gaona, natural de Ecuador, pero residente en Génova.

La procedencia del centenar de expositores ha sido muy variada. Desde el Estado ha habido stands llegados de Castilla La Mancha, Comunidad Valenciana, Andalucía, Cataluña, Navarra y País Vasco, entre otros, que se han mezclado con los procedentes de Francia, Reino Unido, Italia, Chile, Ecuador y Portugal. Precisamente, esta presencia extranjera ha conferido a la feria en 2020 el reconocimiento de Internacionalidad Completa por parte del Ministerio de Industria, Cultura y Turismo.

600 ENCAJERAS TEJIENDO AL MISMO TIEMPO

Los domingos por la mañana, Tendencias Creativas reserva un espacio para el encaje de bolillos, una técnica que nuestras mayores practicaban con asiduidad y que se ha convertido en la actividad estrella de Tendencias Creativas. Este año, la encajera invitada de esta sexta edición ha sido Aída Pau. Llegada desde el Bajo Penedés, Aída mostró su trabajo con una técnica única en el mundo, ya que emplea entre 1.500 y 2.000 bolillos.

Algo más de 600 personas le acompañaron en la cita mientras tejían sus propios encajes.  Habían llegado de diferentes puntos de la península: Balmaseda, Barcelona, Alicante, Valencia, Cantabria, Zaragoza, Medina de Pomar… Todas y todos, mujeres pero también muchos hombres, laboraban mientras conversaban unos con otros. Entre ellas estaba Victoria, de 83 años, a quien recuperar el encaje de bolillos le ha devuelto a su juventud.

“Empecé a tejer con 14 años en Jaén, mi tierra. Lo había casi olvidado, pero siempre me quedaba esa cosa de volver a tejer, porque me gusta mucho. Hace unos 8 años me enteré de que en Sestao había un grupo de bolillos y me apunté. Todavía recuerdo mis primeros bolillos… me los hizo mi padre con ramas de olivo”, explicaba.

Tendencias Creativas 2020 cerró ayer sus puertas, pero Tendencias Creativas 2021 ha empezado ya a prepararse para elaborar un completo programa que reúna las tres claves de esta feria: descubrir, aprender y comprar.

Por |2020-02-03T13:11:57+01:00Febrero 3rd, 2020|Noticias|0 Comentarios

Deja un comentario