Bilbao Exhibition Centre celebra un centenar de eventos con 340.458 visitantes en un 2020 marcado por la pandemia

Pese a las restricciones socio-sanitarias, el impacto económico fue de 34,8 millones 

Bilbao Exhibition Centre cerró un complicado año 2020 con la celebración de 94 eventos y la participación de 340.458 visitantes; la ocupación de espacio en este ejercicio fue de 195 días. La conjunción de tres factores importantes permitió a BEC combatir los efectos de la pandemia de Covid-19 y registrar una cifra de eventos cercana al centenar a pesar de las restricciones socio-sanitarias y de movilidad que caracterizaron este ejercicio. El hecho de que los dos primeros meses fueran especialmente activos, la aplicación de un estricto protocolo de seguridad y salud, y la adaptación a los nuevos modelos de encuentro, con hibridación presencial y digital, fueron claves para el desarrollo de la actividad en el recinto vasco.

En concreto, y por línea de negocio, durante 2020 se celebraron 94 eventos, una suma que se repartió entre las categorías de Ferias, con 11 en las que participaron 1.039 expositores; 74 en Convenciones y Eventos, y 9 espectáculos en Bizkaia Arena. Junto a ello, la cifra de impacto económico se situó en 34,8 millones de euros, con una recaudación impositiva de 4,3 millones de euros para la Hacienda vasca y la creación de 730 empleos. El análisis de impacto económico y social es clave en el compromiso de BEC como agente dinamizador del tejido empresarial, asociativo y social del entorno.

El año había comenzado bien para BEC, que venía de registrar el mejor resultado de impacto económico de su historia en 2018 y cerraba un 2019, el de su 15 aniversario, cargado de actividad y cifras en clara proyección al alza. Las expectativas para 2020 eran realmente buenas: la celebración de la Bienal Internacional de Máquina Herramienta (BIEMH), programada para mayo y con una participación cerrada que ya rondaba prácticamente el 100% de la superficie disponible, y la contratación durante mes y medio de parte de las instalaciones feriales por la marca de vehículos pesados alemana MAN auguraban en enero un año redondo, al que habría que sumar el resto de convocatorias agendadas.

Sin embargo, la declaración de pandemia y posterior estado de alarma sanitaria, dictada el 14 de marzo, frenó en seco la trayectoria ascendente de Bilbao Exhibition Centre y dejó los pabellones huérfanos del movimiento frenético con el que había comenzado el año.

ENERO-MARZO: DOS MESES Y MEDIO PLENOS DE ACTIVIDAD  

Bilbao Exhibition Centre inauguró su calendario en 2020 con la celebración de las primeras ferias habituales en su programa. Así, la 55 edición del Parque Infantil de Navidad / Umeen Gabonetako Parkea llenó los pabellones 3 y 5 y mantuvo un año más su compromiso con la diversión de los más pequeños y el aprendizaje de seis valores fundamentales: sostenibilidad, familia, vida sana, solidaridad, igualdad y cibercivismo, al que un año más se unió el euskera como valor transversal.

Una cita clásica del invierno es Tendencias Creativas, el Salón de las Manualidades, que reunió a finales de enero a cerca de 18.000 personas en torno a un centenar de expositores y a los más de 450 talleres y cursos programados. La actividad del inicio del año también acogió la celebración de Expocadena, en febrero, cita anual de los asociados a la red de ferreterías Cadena 88 y a los proveedores de la Central de Servicios.  Ya a principios de marzo, Gustoko acudió a su encuentro bienal con la producción autóctona, local y sostenible, en una cita a la que asistieron 12.000 personas. Y en esas fechas, BEC acogió también otros eventos como [email protected], Desembalaje y Chess&Gazte.

Por su parte, Bizkaia Arena también presentaba un interesante calendario para el año; hasta la declaración de la pandemia pudo celebrar la fiesta de Goazen, de EiTB, con 2.000 asistentes; la competición de X-trial, con un público de 5.000 personas y Algara Gauak, los monólogos de Euskaltel, con 20.000 personas en tres sesiones.

Pero, sin duda, el gran evento del inicio de año y el que abría grandes expectativas para la actividad económica de 2020 fue la llegada de MAN a las instalaciones del recinto ferial vizcaíno. La empresa alemana de vehículos pesados escogió BEC para presentar al mundo su última generación de camiones y programó hasta el 25 de marzo visitas privadas para más de 6.000 invitados llegados de todos los puntos del planeta. La experiencia resultó todo un éxito tanto para los representantes alemanes como para Bilbao Exhibition Centre, ya que supuso un impulso excelente para la imagen y el prestigio internacional del recinto ferial.

MARZO: CONFINAMIENTO Y ANULACIÓN DE EVENTOS  

El confinamiento de la población durante dos meses supuso un parón en la actividad económica, colocando en una delicada situación a miles de empresas que vivieron un parón forzoso de producción y, por ende, de ingresos.

Bilbao Exhibition Centre no fue ajeno a esta situación, ya que los efectos del Covid-19 se tradujeron, entre otras cosas, en el aplazamiento y/o cancelación de 67 eventos programados para 2020. Sin duda, la decisión más difícil fue la que afectó a la Bienal Internacional de la Máquina Herramienta (BIEMH). Los responsables de BEC, en continua comunicación con AFM y AIMHE, realizaron durante meses un exhaustivo análisis de la situación con la intención de responder al compromiso adquirido con los clientes. Se aplicaron criterios de flexibilidad y adaptación a las necesidades de las empresas, pero, finalmente y tras un primer aplazamiento a noviembre, no se dieron las condiciones adecuadas para su celebración, por lo que fue definitivamente aplazada a 2022.

No fue la única feria en caerse del cartel. En una situación social y económica como la que se vivía en primavera, celebrar Expovacaciones era inviable, como también lo fue para Japan Weekend, Retroclásica o FVO, por citar algunos eventos fijos en el calendario de BEC desde hace años.

Mención aparte merece Bizkaia Arena, ya que la industria musical está siendo uno de los sectores más afectados por la pandemia. Por esta circunstancia se suspendieron y/o aplazaron la mayoría de los conciertos programados, entre ellos los de Izal, Beret, Estopa y Dani Martín, que esperan acudir a su cita con los fans en 2021. Asimismo, La Pegatina anunció la cancelación sine die de su actuación y se aplazaron hasta el siguiente año las ediciones del Campeonato de Euskadi de Danza Urbana y Moderna y del Euskalgym.

MAYO: PIONEROS EN LA SEGURIDAD PARA EVENTOS DE GRAN FORMATO   

El comienzo de la llamada desescalada llegó en mayo con tímidos inicios de actividad en la industria, el comercio y, por supuesto, en los recintos feriales, congresuales y de eventos. La palabra clave del momento era seguridad, por lo que la elaboración de un protocolo con las máximas garantías higiénico-sanitarias fue prioritario para el regreso a la actividad de BEC.

A mediados de junio, HABE celebró en BEC sus pruebas de perfil lingüístico con una asistencia de más de 12.000 personas procedentes de toda la comunidad autónoma, en lo que supuso el primer evento de gran formato que acogía un recinto ferial del Estado. Para ello, hubo que redactar un estricto plan de seguridad en el que se tenían en cuenta todos los aspectos que afectaban al itinerario completo de los asistentes. El protocolo se centraba en el control de los accesos, del distanciamiento social y del tráfico de personas, con una gestión unidireccional de los flujos; la higienización y seguridad ambiental de las instalaciones, además de una fluida comunicación y coordinación con las autoridades competentes y los servicios sanitarios.

Desde ese momento, cada evento celebrado en BEC aplicó estas medidas. Ejemplos de ello fueron las pruebas de euskera de IVAP, la segunda convocatoria de HABE, los exámenes de EBAU o la OPE de Policía Municipal y Ertzaintza; citas que movilizaron en total a más de 12.000 personas. Junto a ello, también se celebró la edición otoñal de Desembalaje, tomando una relevancia especial por ser la primera feria con público, en la que se registró algún momento de aforo completo durante su primera jornada.

Y, en Bizkaia Arena, destacaron las citas veraniegas de Zerupeko Gauak en el Restaurante Torre BEC, con una combinación de gastronomía y música en directo que pretendía tender una mano a sectores muy castigados como la hostelería y los espectáculos, principalmente de los grupos que no están en primera fila. Las cenas-tributo a The Police, Joaquín Sabina y Abba, entre otros homenajes, contaron con un aforo limitado a un centenar de personas, quienes destacaron la seguridad como uno de los aspectos más positivos de las veladas.

El protocolo diseñado, por encima incluso de los estándares establecidos, tomaba como referencia las recomendaciones de la AFE-Asociación de Ferias Españolas y de APCE-Asociación de Palacios de Congresos de España, en coordinación con UFI-The Global Association of the Exhibition Industry y EMECA-European Major Exhibition Centres Association.

En reconocimiento a este trabajo, el pasado mes de diciembre, Bilbao Exhibition Centre recibió el sello Safe Tourism Certified del Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE), una distinción que certifica que el recinto ferial es un espacio seguro.

NUEVOS MODELOS DE ENCUENTRO   

Los esfuerzos de Bilbao Exhibition Centre tras la vuelta a la actividad en mayo se centraron en recuperar el papel de motor económico intrínseco de un sector como el ferial y de eventos que genera negocio, activa contactos, propicia el intercambio de conocimiento y abre oportunidades. El esfuerzo realizado por adaptarse a las circunstancias fue importante, ya que se comenzó a trabajar con formatos inexplorados hasta el momento. La llegada de las retransmisiones vía streaming y de los denominados eventos híbridos, que compaginan la actividad presencial y la digital, abrió nuevas e interesantes vías de comunicación y encuentro.

En esta línea, BEC celebró en octubre su primer certamen híbrido con ponentes procedentes de puntos tan diversos como Estados Unidos, Chile, Noruega, Irlanda o Canadá que participaron en charlas y mesas redondas con otros expertos presentes en el Auditorio de BEC. Esta excepcional edición de Egurtek, Foro Internacional de Construcción en Madera, fue todo un éxito por el nivel de las ponencias y, además, evidenció el plus de participación e internacionalidad que aportan estas conexiones online como complemento a otros formatos.

Con este mismo enfoque, BEC facilitó el soporte técnico necesario para este fin a actos celebrados por el Clúster de Energía, Eroski o el sindicato LAB, así como a una nueva edición de Fun&Serious Game Festival o al encuentro Bizkaia Orekan Sakonduz 2020.

En este apartado destaca Celebra!, Salón de bodas y todo tipo de celebraciones, ya que su segunda edición se ha convertido, de manera excepcional, en un evento totalmente virtual. El resultado es una plataforma temática y de asesoramiento online que se prolongará hasta el próximo mes de marzo.

Toda esta actividad general de BEC en 2020 se reflejó en sus distintos canales de redes sociales -Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn y YouTube-, en los que sus 173.000 seguidores generaron seis millones de impresiones.

2021: RECUPERACIÓN GRADUAL

La llegada de 2021 y el proceso de vacunación iniciado en todo el mundo abren unas expectativas interesantes que apuntan hacia el inicio de una recuperación gradual, en la que su celeridad dependerá de la evolución socio-sanitaria.

Retomar la actividad es una constante en Bilbao Exhibition Centre; en esta línea, actualmente se trabaja con un calendario que mantiene todas las ferias y eventos programados para 2021 y que estará sujeto, en lógica, a las directrices sanitarias. Por el momento, las previsiones apuntan a que durante el primer semestre del año todavía se notarán las medidas restrictivas en la celebración de ferias, por lo que habrá un mayor peso de lo digital sobre lo presencial. En estas fechas están programadas las habituales Tendencias Creativas, Expovacaciones, FVO, Desembalaje y Euskal Encounter, entre otras.

Bizkaia Arena también está trabajando en su programación, con la intención de recuperar la actividad en pequeños formatos a partir de primavera y a la espera de que paulatinamente regresen las giras de los grupos más importantes del panorama musical internacional.

Aunque, sin duda, el 2021 de Bilbao Exhibition Centre estará marcado por los encuentros industriales, con la celebración de +Industry, la mayor plataforma de fabricación avanzada del Estado, que hace coincidir siete ferias en tiempo y espacio: Industry Tools by Ferroforma, Subcontratación, Fitmaq, Addit3D, BeDigital, Pumps&Valves y Maintenance. En este mismo marco se incluirá la feria de empleo industrial WORKinn.

En octubre, Bilbao Exhibition Centre asistirá al nacimiento de un nuevo evento industrial: Steel Tech. De carácter bienal, llega de la mano de BEC en colaboración con Siderex, la Asociación Clúster de Siderurgia, y pretende convertirse en el punto de encuentro de referencia internacional del sector del acero en el sur de Europa.

Por último, la tercera edición de World Maritime Week se traslada a octubre para reunir en torno a BEC al sector marítimo internacional con sus citas tradicionales Sinaval (naval), Eurofishing (pesca), FuturePort (puertos), además de Oil&Gas Conference y la novedad de Ocean Energy Conference.

RETOS Y COMPROMISOS

La transformación digital fue uno de los grandes compromisos adoptados por Bilbao Exhibition Centre y que ha adquirido mayor relevancia si cabe durante los últimos nueve meses, con una rápida adaptación al teletrabajo. Lo cierto es que desde hace tiempo se está trabajando en la transformación digital y en el desarrollo de nuevas herramientas para mejorar la experiencia de clientes y usuarios. En este sentido, BEC ha renovado sus webs y apps de marca, está culminando la migración a la última versión de sus sistemas informáticos de gestión y ha comenzado un ambicioso proyecto de formación y capacitación digital del personal, además de implementar importantes actuaciones en materia de ciberseguridad.

Otras de las firmes apuestas es el apoyo a la sostenibilidad. A lo largo de 2021 se seguirá trabajando en optimizar las acciones que respeten el medio ambiente. En esta línea se encuentra el proyecto BEC Solar, que ampliará la instalación de placas solares para aumentar la potencia actual de 100 kilovatios a otra significativamente mayor de un megavatio. De esta manera, la energía generada se destinará al autoconsumo, lo que supondrá el 12% del consumo medio de BEC. Asimismo, este año se adaptarán 18 plazas de aparcamiento como electrolineras, lo que sumado a las tres ya existentes hará un total de 21 puntos de recarga (7,4 Kw) para vehículos eléctricos.

En cuanto a la implicación en la sociedad como agente activo solidario, BEC mantendrá en 2021 campañas en la línea de Un punto, un regalo, realizada la pasada Navidad, en la que se recogieron cerca de 300 regalos para menores de familias desfavorecidas atendidas por Cruz Roja Bizkaia. Además, durante los meses de confinamiento y también en colaboración con esta organización humanitaria, BEC se transformó en un centro logístico de reparto de alimentos para personas afectadas por el Covid-19.

La defensa del euskera se ha convertido en una constante en todas las acciones de Bilbao Exhibition Centre. Así, este año seguirá la estela de 2020, en el que promovió la participación activa de su plantilla en el Euskararen Eguna con un acto en el que participó medio centenar de personas, y fue por primera vez Arigune durante la celebración del Euskaraldia.

Respecto al apartado de servicio al entorno, en 2021 culminarán las obras del gimnasio Be Up BEC, de 5.000 metros cuadrados, que contará con salas de máquinas, salas de actividades y piscinas, entre otros espacios, en el crucero norte del atrio. El modelo deportivo de Be Up se caracteriza fundamentalmente por su concepto familiar del deporte, con propuestas específicas para todas las edades.

 

IMPACTO ECONÓMICO Y SOCIAL 2020

 

 

Por |2021-01-14T11:25:14+01:0014 de enero de 2021|Noticias|0 Comentarios

Deja un comentario